Chihuahua y los negativos de su superdelegado

0
253

Por Moisés Tapia[1]

Juan Carlos Loera de la Rosa es “el superdelegado” de Morena en el estado de Chihuahua, personaje que, en teoría, se encargaría de hacer el contrapeso político al gobernador actual de este estado, el panista, Javier Corral Jurado. Entre otras funciones desempeñadas a partir de diciembre pasado, es el delegado del gobierno federal, al mismo tiempo, él y los demás delegados estatales, pertenecen a la Secretaría de Bienestar y a la Oficina de Presidencia. Debemos recordar que esta nueva figura de gobierno se encarga también de los programas sociales que maneja el gobierno federal en los estados, así como la atención ciudadana y la supervisión de los servicios a través del manejo y administración de los distintos padrones por municipio y localidad. Es por ello que resultan ser poseedores de un poder enorme respecto a otras figuras de representación popular y de la administración pública.

Loera de la Rosa ha mantenido desde hace ya varios años una cierta cercanía con el presidente López Obrador desde 2012, puesto que en Chihuahua ha fungido como uno de los organizadores de un buen número de comités partidistas de Morena en el estado, además de crear representaciones en la Unión Americana gracias a las relaciones comerciales que sostiene por sus negocios en las ciudades fronterizas de El Paso, Texas y Ciudad Juárez. Además, entre los privilegios que Loera puede presumir es haber viajado con el ahora presidente, pues de las contadas veces que López Obrador ha viajado al extranjero, lo hizo con su esposa, su entonces secretario particular César Yáñez y Juan Carlos Loera de la Rosa, quien se desempeñaba como Secretario Nacional en el Exterior de Morena en 2015. El viaje se realizó a las ciudades de Roma, Italia y París, Francia en donde AMLO visitó al Papa Francisco y dio una conferencia, respectivamente.

Juan Carlos Loera es oriundo de Ciudad Juárez, es licenciado electromecánico. Señala tener estudios de maestría en Ingeniería Ambiental por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, sin embargo, esta parte de su trayectoria educativa no aparece en el Registro Nacional de Profesiones. Su carrera política parece ir de la mano con la fundación de Morena, pero se basa en otro personaje, pues es sobrino de un político del estado que fue abanderado en 6 ocasiones por el PRD, se trata de Gustavo de la Rosa Hickerson, actual diputado local de Morena, que ganó al fin, su séptima elección en la que participó, gracias a la inercia electoral del nuevo partido en 2018.

Es importante tener la referencia que el superdelegado Loera de la Rosa compitió como candidato de Morena por la alcaldía de Ciudad Juárez en la elección estatal de 2016, obteniendo únicamente el 4.2% de los votos. Para la elección federal de 2018, que se empataron los tiempos con los de la elección estatal, en esta ocasión Juan Carlos Loera obtuvo una diputación federal plurinominal, misma de la que, solicitó licencia para asumir el puesto que ahora detenta.

Mientras tanto, 2018 fue un mejor año electoral para Morena en el estado de Chihuahua puesto que de no haber ganado ninguna alcaldía en 2016, ahora obtuvo 4 triunfos de los 67 posibles. Por otro lado, en el congreso estatal lograron ganar en 5 distritos de 22 posibles, cuando igualmente en 2016 no lograron el triunfo en ninguno. Los datos históricos en Chihuahua, no son alentadores siendo que ha predominado el PRI y el PAN. A pesar de ello, Morena justo con el PES se habían convertido en la segunda fuerza política en el congreso de Chihuahua, situación que actualmente se resquebrajó por un conflicto entre los ocho legisladores del partido del presidente y los cuatro de Encuentro Social.

De acuerdo con la prensa local, y conforme con su condición de delegado federal, Juan Carlos Loera de la Rosa es el perfilado naturalmente para ser el candidato de Morena a la gubernatura en la elección de 2021, mientras tanto, este personaje sostiene una agenda en la que parece hacer campaña desde hace meses, justo desde que comenzó a desempeñarse como superdelegado. Con ello, erróneamente ha ido armando una estructura en la que ha incluido a varios de sus familiares en la labor que desempeña, el ejemplo más notorio fue su tío, el ya mencionado Gustavo de la Rosa Hickerson quien dejó su diputación local, para sumarse a la Secretaría del Bienestar en el estado, situación que tuvieron que corregir tres meses después, por la presión mediática que acusó de nepotismo a Loera.

Durante estos meses ha quedado claro que para Juan Carlos Loera de la Rosa, su familia es más importante que muchas cosas, puesto que dejó de lado el compromiso que tiene con la ciudadanía así como las convicciones que tanto ha pregonado el presidente López Obrador y la Cuarta Transformación. El ejemplo fue su reacción ante la matanza ocurrida en la tienda de autoservicios en la ciudad de El Paso, en Texas, siendo que, lejos de atender alguna petición o requerimiento de los ciudadanos mexicanos afectados, o mostrar algún tipo de solidaridad con ellos, restó importancia a los acontecimientos y se atrevió a subir fotos en Facebook en donde se hallaba con sus hijos disfrutando de su fin de semana, precisamente en El Paso, Texas. Fue hasta que recibió la crítica, que pudo intentar reaccionar, pero el garrafal error ya estaba hecho.

Entre otras acciones cuestionables de la familia de Juan Carlos Loera de la Rosa, considerando la poca presencia de Morena en el estado de Chihuahua, por ejemplo, es que aún con ello, pudo impulsar la pretensión de su hermano rumbo a la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, pues compitió por ella haciendo uso de datos imprecisos en su forma de presentarse, por ejemplo su perfil en algunas entrevistas fue manejado como si tuviera el grado de maestría, sin embargo en el registro Nacional de Profesionistas, Lorenzo Manuel Loera de la Rosa, únicamente cuenta con estudios certificados de licenciatura. No fue suficiente para lograr el objetivo, el rector finalmente fue otro personaje, pero lo que sí se pudo, es que Lorenzo Manuel actualmente sea el titular de la Dirección de Superación Académica, en la Dirección General de Educación Superior Universitaria, instancia perteneciente a la Secretaría de Educación Pública. Cabe mencionar que Lorenzo Manuel simultáneamente, es profesor de tiempo completo en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, tan es así, que precisamente hace unos meses compitió por la Rectoría de dicha institución.

Otro ejemplo, es la relación entre Juan Carlos Loera de la Rosa y la actual diputada local por Morena, Ana Carmen Estrada la cual, duró varios años.  Mientras él era Secretario General de Morena en Chihuahua, ella se desempeñó en la Secretaría de Finanzas del partido en Chihuahua. Durante este mismo periodo, un primo de ella, Pedro Torres Estrada, fue diputado por el principio de representación proporcional por este mismo instituto político durante el periodo de 2016 a 2018. Supuestamente Ana y Juan Carlos ya no mantienen dicho vínculo, pero Ana Carmen es la subcoordinadora de la bancada Morena en la presente legislatura en el congreso de Chihuahua, además de que preside la comisión anticorrupción.

Héctor Antonio Padilla Delgado, esposo de Perla De la Rosa, prima hermana de Juan Carlos Loera De la Rosa, igualmente fue impulsado para ser delegado del Instituto Nacional de Migración, siendo que su perfil es totalmente académico y no coincide con los requerimientos de la institución mencionada. Lo mismo sucede con una sobrina de Juan Carlos Loera, de nombre Myrna Brighite Granados de la Rosa, quien es secretaria particular Ariadna Montiel, quien funge como titular de la Subsecretaría de Bienestar del Gobierno Federal. Demasiadas coincidencias para un personaje que parece preocupado verdaderamente por la familia.

Un ejemplo más de la cuestionable honorabilidad de Juan Carlos Loera se reflejó en el apoyo que dieron a Javier González Mocken, el ex priista que renunció a su partido e inmediatamente después fue llamado por Morena para ser su candidato a la alcaldía de Ciudad Juárez. González Mocken, en primera instancia, ganó la elección, pero por las inconsistencias en 43 casillas, el triunfo le fue concedido por el Tribunal Electoral del Estado al candidato independiente Armando Cabada, quien de esta manera logró reelegirse en el cargo. Es importante mencionar que González Mocken, junto con otros 25 funcionarios, estuvo acusado al término de su periodo como alcalde, en 2016, de daño patrimonial al municipio por más de 92 millones de pesos, entre los delitos mencionados está el fraude, abuso de confianza y administración fraudulenta. De acuerdo con la prensa local, el pragmático Loera de la Rosa y la diputada, de Morena, Leticia Ochoa Martínez andan cocinando junto con Armando Cabada recomponer la obra de alumbrado por la que González Mocken fue acusado por fraude. Dicho proyecto maneja cifras aproximadas a los mil millones de pesos.

Juan Carlos Loera ha cometido varios errores en estos meses que ha desempeñado su trabajo como delegado del Gobierno Federal, principalmente por que se ha mostrado cercano al alcalde independiente de Ciudad Juárez, y también porque se ha mostrado demasiado pragmático con Javier Corral, un gobernador que tiene poca aceptación en los distintos sectores del estado. Por otro lado, Loera de la Rosa en los últimos meses ha mostrado enemistad con su correligionario, el senador ex panista, Cruz Pérez Cuellar, quien, si tiene marcada su raya contra Corral Jurado, y quien, además parece contar con el respaldo de Ricardo Monreal para contender por la gubernatura en 2021. Habrá que ver que reacción hay por parte de López Obrador ante los negativos y la falta de experiencia política de su superdelegado.

 

[1] Politólogo e historiador egresado de la UNAM

Twitter: @moitapia7

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí