Juez ordena suspender deportación de pareja de Toronto y su hijo de 7 años

0
140

Inmigración Canada deberá resolver primero la solicitud que la familia Orozco-Solares ha hecho para permanecer por razones humanitarias.

Buenas noticias para la familia Orozco-Solares, al menos por ahora.

Esta mañana, un juez falló en su favor y dio orden de suspender la deportación de Canadá de la pareja de Toronto -sin estatus migratorio- y su hijo de 7 años, nacido en Canada. La deportación estaba programada originalmente para hoy miércoles a la 1:00 p.m.

El fallo significa que la familia permanecerá en el país hasta que se escuche su solicitud de permanecer en el país por motivos humanitarios.

Rosalba Solares y su esposo Jorge Orozco han vivido en Canadá durante 12 años. Se había decidido que Solares fuera deportada a Guatemala, junto con su hijo Julien; y Orozco, a Colombia. Ambos temen por sus vidas, incluida la de su hijo, si fuesen deportados.

Luego de una audiencia ayer, el juez del Tribunal Federal James O’Reilly dictaminó que: «Julian sufriría un daño irreparable si él y sus padres fueran expulsados de Canadá. Ese daño proviene de la separación familiar, la interrupción de su año escolar, la ruptura de los lazos sociales con Canadá, el riesgo de consecuencias graves para la salud y el riesgo de afectarse su integridad en Guatemala «.

Según el médico Paul Caulford, quien ha estado tratando a la familia desde 2012, la deportación pondría en peligro la salud de Orozco, quien padece una afección cerebral, al igual que su hijo, que padece una afección crónica del oído.

«Es muy bueno que pueda quedarme con mis padres en Canadá. Estoy feliz ”, dijo Julien al reaccionar ante la noticia.

Su madre dijo que “estamos felices. Personalmente me desborda la felicidad por poder permanecer en Canadá como familia, juntos, en un país tranquilo. Gracias a todos por la ayuda, de una manera u otra … «

Tanto Solares como Orozco habían huido de la violencia en sus países de origen. Ambos habían solicitado asilo, pero sus solicitudes fueron rechazadas en 2011. 

Ambos temen por sus vidas si son deportados. Solares también teme por la seguridad de su hijo debido a las amenazas que ha recibido de una pandilla. Ella dijo: «Para tener la oportunidad de estar en Canadá con mi familia, será lo mejor para todos, para el futuro de Julien, para todos nosotros».

Inicialmente se dijo a la familia que serían deportados juntos a Colombia, sin embargo, esto cambió el 29 de marzo. Después de un aplazamiento, su fecha de deportación está fijada para el 3 de abril.

Al Dr. Paul Caulford, del Centro Canadiense de Atención Médica para Refugiados e Inmigrantes, le preocupa que sea un riesgo para la salud separar a Julien de su padre y enviarlo a vivir a un país que no conoce.

Se estima que 200 mil personas indocumentadas viven en el área del Gran Toronto. Toronto fue declarada «ciudad santuario» en 2014, una medida destinada a garantizar el acceso a los servicios para personas indocumentadas sin temor a ser entregados a los agentes de control de fronteras para su detención y deportación. A pesar de esto, las personas son detenidas y deportadas a diario. 


La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá tiene como meta aumentar anualmente las deportaciones en el país en un rango entre el 25 y el 35 por ciento.

– Audio de la Familia 

https://youtu.be/UT00GegUqDw

Cobertura Mediatica en Español:

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí